¡Por favor lee esto!

Hola a quien me lea, hola a quien se tome un minutito de su tiempo a leer estas líneas de alguien que no conocen, son muchas cosas las que quisiese decir, aunque por supuesto, en esta vida no todo lo que pensamos puede ser dicho. Hace un mes descubrí este sitio, y sin lugar a las dudas, me atreví a creerlo, me atreví a descubrirlo.

Sé y soy consciente que las pocas personas que tendrán acceso a este sitio tienen miles de problemas, preocupaciones, ocupaciones, van de aquí para allá, trabajando, buscando y consiguiendo dinero para sustentarse a ellos y a sus familias, porque sí, a los 18 años estoy consciente de que éste es necesario para la subsistencia humana, y aunque a veces me oponga o no quiera aceptar esto, tarde o temprano, termino convenciéndome de que es así, y no hay absolutamente nada que pueda cambiarlo, no obstante sé que este no garantiza felicidad ni paz interior, solamente es un mecanismo imprescindible para vivir cada día y atender necesidades básicas.

Y bueno sí, para entrar un poco en materia, los motivos que me llevaron a escribir esta entrada, Es que realmente deseo, espero y anhelo, empezar a trabajar escribiendo artículos, reseñas para blogs, reflejar mi opinión, y como no, generar dinero, y ayudar con los gastos de mi hogar. En mí hay muchos miedos aparte de mi pequeño tamaño, {entiéndase no sufro de enanismo}, eso me limita demasiado, entre otras cosas el punto geográfico en el que me encuentro Venezuela, basta con googlear y una avalancha de negativismo y pesadillas aparecerán! Simplemente vivo en un país en donde no se vive.

El desespero se ha apoderado de mí, la tristeza, el desanimo, la angustia, sólo quisiera poder escribir y aportar, me he creado una cuenta en Workana, en trabajo freelance, he buscado, indagado, navegado, propuesto, pero parece ser invisible todo eso, por que no he conseguido nada aún, realmente si alguno de ustedes sabe de algo, me podría ayudar, orientar, apoyar, lo agradecería mucho, no pido regalos, ni compasión, sólo empezar a trabajar en lo que me apasiona, en lo que me ha sacado de ese abismo oscuro en el que me he sumergido, sólo pido una oportunidad. Pondré mi empeño, mi responsabilidad, mis ganas, mi honestidad, QUIERO EMPEZAR.

¡Gracias si lees esto, no intento molestarte!

Anuncios

Detente

Para un momento, escucha esa voz que te dice inténtalo, es más fuerte lo bueno o lo malo, es que no quiero hablar de mi, pero siempre termino haciéndolo, he llorado no queriendo seguir, he odiado cada parte de mi, he lamentado todo lo que no he hecho, he buscado que me vean, pero yo no lo hago, he gritado en silencio y he cambiado a mi mente, he pecado, he guardado, he reído, he envidiado, he perdido, he ganado, algo debo haber ganado.

El mundo me parece una mezcla enorme de cosas, situaciones, lugares, encuentros, miradas, lamentos, personas, tristeza, miedo, metas, perdidas, muerte, muerte, morir qué es, dejar de vivir para empezar a ser feliz?, No, no sé cómo pero se puede serlo con vida, con ese corazón latiendo, con los pies dando pasos, con las manos tocando, con el miedo galopando, con la alegría de probar una galleta, con locura, con cordura.

Muchas veces fantaseo con una vida distinta, pero solo es eso una fantasía, por que es esta la que tengo, son estos pensamientos los que guardo, este confundible esperanza y calma, este desastre único, estas ganas de crear algo grande, pero sabiendo, que no dependerá de eso mi destino, intentando sentir, empatizar, comprender, aguardar, esperar, cambiar, brillar, olvidar, recordar, todo, todo eso me acompaña, y no tengo idea de hasta cuando lo haga.

La tierra es enorme, y hay miles millones, millardos de seres, caminando, muriendo, viviendo, esperando, sufriendo, despertando, andando, buscando su lugar, su calma, enamorándose, perdiéndose. Entre todas las cosas, la locura es solo una más, y si, tal vez sea cierto, eso de que todos estamos un poco locos, un poco rotos, sólo detente, espera, busca, qué no sé, ni idea tengo de las razones que me llevan a escribir esto, imagino que es mi oportunidad.

Su ayuda de siempre

En la computadora sonaba una de esas lindas canciones de Manuel Carrasco, ese que canta con el alma, y tiene letras únicas, al lado tenia una taza morada con chocolate caliente adentro, su abuelita se la había preparado con el mismo amor de siempre, su madre había muerto hacía cinco meses, su muerte había sido devastadora para ella, pero era tan fuerte que aun sonreía, todavía salía a caminar por la calle, bailaba sin parar y creía en la felicidad, esa que solo ella podía regalarse.

La vida es hoy, le dijo sonriendo su abuelita, ella te cuida desde el cielo, y esta segura que seras una gran bailarina, sigue, tu si que puedes, no puedo soy yo que estos 80 años me pesan tanto que me tumban, pero si sigo acá es por tí,  quiero verte casar y verte tener dos preciosos niños, quiero que vivas la soledad y la compañía, la abundancia y la escasez, el sol y la luna, la alegría y la tristeza, todo, todo hija , por que oportunidad solo tienes una. Vive, solo vive.

Y una vez mas esa ancianita había sido su fuerza, su aliento, la abrazó fuertemente, le dió un cálido beso en la frente, y agradeció por cuidarla tanto, ahora cambió la música y se fue a acostar sintiéndose mucho mejor. Es cierto, debo vivir se dijo, voy a vivir.

images3

Ella se moría por que alguien se fijara, pedía a gritos que notaran que en sus dos ojos había miles de lágrimas atoradas, ella sabía que su mirada era de tristeza aún sin colocar su rostro delante de un espejo, sabía que por más que intentara ocultarlo, no era de esas chicas que delante de todos sonríen falsamente, y es cuando llegan a sus casas que sueltan todo debajo de su almohada, no, ella no era así, ya le había tocado gritar externa e internamente, peleaba todos los días con ella misma, y soñaba con cambiar el mundo, ¿ Pero cómo? se preguntaba constantemente, ¿ Cómo puedo hacerlo?, si aún no me he cambiado a mí.

El deseo de acabar con su vida estaba latente, ya lo había comentado a personas, pero no para que le impidiesen hacerlo, sólo para que notaran lo desesperada, hundida y descontrolada que estaba, varias maneras se cruzaban en su mente como ráfagas veloces, cuando caminaba por la calle, tenía la idea de pararse en medio de un carro, y éste fuese el ayudante para morir, morir, buscaba y buscaba pero no encontraba algo relamente fuerte par a quedarse, para aguardar, los más terribles pensamientos invadían su mente, y sí, la destruían, acababan con lo poquito que de ella quedaba.

El lamento, el lamento, lamentaba todo, lamentaba la vida, lamentaba sentir tanto dolor y pérdida de su vida, tenía una vida corta, pero los años suficientes para sentir de todo. Constantemente veía a las personas en la calle, y se preguntaba qué pasaba por sus mentes, cuáles eran sus historias de vida, tenía la gran intriga de conocer si ellos se habían sentido tan miserables como ella, si habían sentido rechazo propio, tristeza y deseos de morir, ¿ Qué tal si les pregunto? Se cuestionaba mientras los veía, pero como siempre, sólo los diálogos se producían en su mente, nunca se llevaban acabo, y lo lamentaba mucho.

¿Qué se sentirá se normal? ¿Cómo puede ser, sólo tener los problemas cotidianos que trae consigo una vida? Porque ella los tenía, o se los inventaba, pero era mucho, y sentía cansancio, su fantasía más grande era acostarse en su cama, llorar como nunca, y no despertar, porque es que era cobarde, cobarde y fuerte, era una mezcla única de cosas, sería sencillo, se decía, no tener que ver en mi propia muerte, es decir, no cometer suicidio, sólo morir dormida y ser inocente de todo. Ya gritos no le quedaban, sentía que no sentía nada, entonces si sentía, el daño que había causado la avergonzaba, era carga,carga personal, carga personal, simplemente una carga. No podía con ella misma, entonces quién iba a poder? Nadie tenía la obligación d e hacerlo, nadie tenía idea, y no sabía cómo terminar esa terrible pesadilla en la que entró, no recordaba cuando había iniciado, sólo sabía, que nada era igual, el cambio, el cambio era evidente y destructor.

Ella soy yo.

Cuando no puedo dormir

Es la 1:51 am, mi mente estaba dando vueltas, y el cansancio estaba llegando, no tenía ganas de dormir pero ahora sí, tan cambiante soy, tan extraña. Conversé con Dios, intenté contarle todo, pero lógicamente él ya lo sabe, sabe todo lo que guardo, pienso, y temo. Fue un día bueno, vi a familiares que hace tiempo no miraba, conversé un poco, y tuve la oportunidad de escuchar palabras alentadoras, que me servirán.

Quizá para la persona que me lea, si es que lo hace alguien, sea un poco inusual lo que escribo, pero no importa, desde que encontré WordPress, el miedo al que pensarán (que es peor al que dirán), se ha ido esfumando poco a poco puesto que ya empiezo a comprender, que ni idea tengo, ni tendré de lo que alguien pueda llegar a pensar al leerme, y como el negativismo me ha acompañado casi siempre, pienso que lo malo, es lo más posible que lo bueno, y no, no es así.

Siempre he llevado diarios, desde pequeñita, ahí he desahogado mi corazón, pero ahora es distinto, escribirlo acá tiene un toque distinto, siento una especie de ilusión, por que en el fondo mas inhabitable, hay una pequeña lucecita, hay luz, y va a haber luz, esperanza, y optimismo. A través de las líneas he encontrado paz, pero no la suficiente, para sentirme bien con todo, ese es un trabajo íntimo, que apuesto a que nunca se termina.

Agradezco tener la voluntad de expresarme, de vaciarme, y reconocerme por medio de éstas palabras, mis palabras por que están saliendo de mí, aunque no sean escuchadas, son leídas, por mí, o por quien sea. Ahora quizá debería dormir, pero no lo estoy haciendo, estoy pensando, estoy agradeciendo, quiero aprender, sé que no sé nada, no sé absolutamente nada.

 

Paula [Isabel Allende]

Uno de esos días en los que quería leer algo nuevo y distinto, busqué entre la pequeña biblioteca que hay en la casa donde vivo, y me encontré con un pequeño libro llamado Paula, por supuesto al principio no tenía idea, de qué trataba, ni siquiera conocía a la autora del mismo… Con el libro en mis manos, quise descubrir lo que escondía, así que lo voltee y lo que leí a continuación bastó para convencerme de leerlo:

Paula es el libro más conmovedor, más personal y más íntimo de Isabel Allende. Junto al lecho en el que agonizaba su hija Paula, la gran narradora chilena escribió la historia de su familia y de sí misma con el propósito de regalársela a Paula cuando ésta superara el dramático trance. El resultado se convirtió  en un autorretrato de insólita emotividad y en una exquisita recreación de la sensibilidad de las mujeres de nuestra época.

 

Datos:

Año de publicación: 1994.

Tema: Autobiográfica.

País: Chile.

Páginas: 366.

Opinión Personal:

 

Considero que me quedo corta de palabras al describir lo que sentí al leer este maravilloso libro, puesto que no es un libro cualquiera, no es una historia común, me entretuvo en todo momento, y conocí a la escritora latinoamericana más importante de nuestros tiempos, la conocí al leer sus recuerdos, su historia de vida, sus miedos, sus secretos, su pasado, su presente (en ese momento), leí a una persona que como cualquier otra ha sufrido, ha vivido, ha llorado. Me sentí íntimamente identificada, cuando nombró a mi país de origen, sin entrar en política, por que sin duda alguna, este tema es tocado, describió mi país como un lugar de gente alegre y generosa, mi Venezuela, en donde la escritora tuvo que exiliarse, es muy curioso, por que en esa época mi país sirvió de lugar para recibir a miles de inmigrantes de distintos países del mundo, y la actualidad es distinta, muchas personas han huido de este país, manchado por el mal, que se irá, es imposible que no toque mi corazón, por que me doy cuenta de los cambios que ha sufrido mi nación, y todo lo que ha dejado de ser.

Paula, simplemente conmovedor, único, transparente, real, lleno de sentimientos de cambios, de dolor. La autora describe todo lo que vivió al rededor de la enfermedad de su primogénita, lo difícil que fue para ella soltarla y dejarla morir, pero también la tranquilidad que sintió al permitir que su hija cumpliera su destino. Además, está cargado de momentos de risa, dado a la personalidad tan carismática de la escritora, con un humor escondido, llegando por momentos a ser irónico. Al transcurrir las páginas, se evidencia un juego en el paso del tiempo, el pasado y el presente se mezclan, haciendo necesario que el lector esté atento en todo momento; Realmente un libro extraordinario.

Llena de complejidades

De repente me encuentro en la incesante necesidad de escribir lo que estoy pensando en este blog, es un desespero que me atrapa, pensar en lo que he perdido, lo que no he hecho, ¿A caso soy sólo yo la que se tortura con esto?. Imaginar haber nacido en otro lugar, con diferente color, hablando un idioma totalmente distinto al que hablo, que pueda ser entendido sólo por pocos, caminar por las calles de Nueva Delhi, Córdoba o el Amazonas, respirar un aire exquisito de contraste entre frío y calor.. Ser diferente, atreverme, tener una historia de amor real que contar, una familia numerosa, siete hermanos, mis padres juntos hasta envejecer.. ¿Qué pasaría si en mi vida no hubiese pasado lo poco o mucho que ha ocurrido?. ¿Qué pasaría si otra fuera mi historia?

Es una fantasía poco común la que tengo, poder escribir una historia y que se haga realidad, liberarme de miedo, pasado, angustia, rencor, volar libremente. En mis momentos de máxima confusión imagino que esto es lo que tiene que ser, imagino que elegimos o aceptamos los acontecimientos que determinan nuestro correr por la vida, tantas cosas que me gustaría cambiar, pero es algo que escapa de mis dos manos, no se puede regresar el tiempo, el tiempo… Desde hace días me viene perturbando lo rápido que corre, es como si apenas estuviese viviendo el día de hoy y ya debiera planear el de mañana, pero no, no opino que la planificación sea grata, es desgastante, e innecesaria. Sin duda el tiempo pasa, y no vuelve, lo de ayer ya no importa hoy, y lo de mañana es irrelevante. Hoy, debería importar hoy, ¿Pero qué se hace cuando los problemas te impiden vivirlo al cien por ciento?, ¿O se debería impedir que estos decidan el estado de nuestro día?. La vida es compleja, y nunca te lo advierten.

Son pocos años los que he vivido, o mejor dicho, pocos años en los que he respirado, por que poco a poco, descubro que no he vivido nada, que he desperdiciado eso que me asusta, y que la rabia ha sido protagonista, me parece que no es vivir pensando una y otra vez en lo que no fue, me parece que no es vivir, si cada día el miedo de no estar haciendo nada me invade, me parece que no es vivir ansiar cosas que no poseo, y quizá nunca lo haga, me parece que no es vivir, tener que lidiar con una obsesión día tras día, tal vez sea vivir, pero vivir mal, vivir sin sentido, vivir y no vivir.